Un pueblo fantasma y estuvo bajo agua en Argentina (39 Fotos y/o mapas)

En Argentina hay un pueblo fantasma muy extraño, llamado Epecuen,  que pasó un cuarto de siglo bajo el agua. Hoy es un atractivo turístico en argentina y se encuentra ubicado en la posición geográfica que muestro en los mapas correspondientes: (ver fotos abajo)

1 2 3 4

Epecuen fue una vez un bullicioso pequeño complejo junto al lago, donde 1.500 personas atendían 20.000 turistas al año. Durante la edad de oro de Argentina. Los mismos trenes que transportaban grano al exterior trajeron a los visitantes de la capital para relajarse en los baños y balnearios de agua salada de Epecuen.

TO GO WITH AFP STORY by Oscar LaskiA ma 6

El lago de agua salada era especialmente atractivo, ya que tiene 10 veces más salada que la del océano, haciendo que el agua boyante. Los turistas, sobre todo los de gran comunidad judía de Buenos Aires, disfrutaban flotando en el agua que les recordaba el Mar Muerto en el Medio Oriente.

Argentina Underwater Town 8

Luego de una tormenta particularmente fuerte y después de una serie de inviernos húmedos,  el lago se desbordó el 10 de noviembre de 1985. El agua entró por un muro de contención y se derramó en las calles junto al lago. La gente huyó con lo que pudo, y en pocos días sus casas quedaron sumergidas bajo casi 10 metros (33 pies) de agua salada corrosiva.

9 10 11 12

Ahora, la mayor parte del agua ha retrocedido, dejando al descubierto lo que parece ser una escena de una película sobre el fin del mundo. La ciudad no ha sido reconstruida, pero se ha convertido en un destino turístico más, para las personas que deseen conducir al menos seis horas desde Buenos Aires para llegar hasta aquí, a lo largo de 340 millas (550 kilómetros) , atravesando carreteras estrechas.

13

14 15 16 17 18 19 20 21 22

La gente viene a ver a los cascos oxidados de automóviles y muebles, casas desmoronadas y electrodomésticos rotos. Suben las escaleras que no conducen a ninguna parte, y pasear por un cementerio donde el agua derribó lápidas y tumbas expuestas a los elementos.

Es un extraño paisaje post-apocalíptico que captura un momento traumático en el tiempo.

23 24 25 26

Un hombre se negó a salir. Pablo Novak, ahora de 82 años, sigue viviendo en el borde de la ciudad, dando la bienvenida las personas que deambulan por las calles destrozadas.

27 28

Muchos residentes de Epecuen huyeron a la cercana Carhue, otra ciudad junto al lago, y los nuevos hoteles y balnearios construidos, prometiendo una escapada relajante, con agua salada y barro faciales. Finalmente veamos mas fotos de este curioso pueblo fantasma que quedo sumergido 25 anos y que el retiro de las aguas ha permitido ver todo lo que estamos observando en las fotos publicadas aquí:

29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39

Hasta siempre.

Carlos Tigre sin Tiempo (CTsT)

Anuncios

Cadáver de monstruo que parece Dino en N.Z.

Un cadáver misterioso llegó a la orilla en Nueva Zelanda la semana pasada, lo que alimentó las especulaciones sobre monstruos marinos y dinosaurios. El animal podrida fue descubierto por un grupo de vehículos de cuatro ruedas a toda velocidad a lo largo de la playa en la Bahía de Plenty.

monster9n-3-web

Según un artículo publicado en el periódico Sun de Nueva Zelanda en vivo, “bañistas estaban sorprendidos, cuando se encontraron con lo que ellos pensaban que era una criatura prehistórica en la orilla … se extiende alrededor de 9 metros (30 pies) de largo, con dientes grandes y aletas rudimentarias.”

Vídeo del animal de aspecto temible pronto fue publicado en YouTube, pidiendo al público en busca de ayuda en averiguar de qué se trataba.

 

Un biólogo marino pronto identificó los restos como una orca, en parte debido a su distintiva aleta. El misterio estaba resuelto, pero no es la primera vez que el cadáver de un animal ha sido confundido con un monstruo. De hecho, Nueva Zelanda es uno de los lugares más comunes en el mundo – junto con Terranova, Canadá y Florida – de tales “monstruos marinos” en aparecer.

dead-orca-in-new-zealand

La ciencia de los Monstruos del Mar

A través de los siglos pasados ​​masas misteriosas de carne marina han ocasionalmente lavado en tierra en las playas de todo el mundo. Apodado “blobsters” (o simplemente “blobs”), estos grandes cuerpos están tan descompuestos que no hay suficiente material como para hacer una identificación definitiva. Para muchas personas, las enormes criaturas – mirando a diferencia de cualquier animal conocido – puede parecer una fuerte evidencia de monstruos marinos o dinosaurios aún existentes.

map-new-zealand_1724450a

En 1896, las olas gigantes arrojaron un cadáver carnosa masiva en una playa en St. Augustine, Florida, La goma de 6 metros de altura blob, fue examinado por un naturalista local, que decidió que era probablemente de un pulpo gigante mucho más grande que cualquier otro conocido tipo. Se han encontrado muchas otras manchas, incluyendo el horror-película inspirada “blob chilena” (que se encuentra en julio de 2003), algunas “manchas Bermudas”, y otro en Terranova en 2001.

105848959

La controversia y el misterio rodean a las criaturas durante décadas. En 2004, un equipo de biólogos liderados por Sidney Pierce examinó todos los materiales Blobster disponibles con microscopios electrónicos, y se aplicó el análisis bioquímico, molecular y ADN. La conclusión: Los especímenes extraños eran en realidad varias especies de grandes ballenas.

images

Aunque ahora se desconocen las identidades de estos cuerpos misteriosos monstruos, amantes del misterio marinos no necesitan preocuparse. Los océanos no se han explorado a fondo, y es cierto que el mar no ha revelado todos sus secretos.

 * Editado por CTsT y datos de Benjamin Radford, 6 Mayo 2013

10 monstruos bajo lupa o lentes microscopicos

Actualmente las potentes cámaras fotográficas pueden ampliar la visión de insectos y hacerlos ver como monstruos gigantes en una foto. Lo interesante aquí es ver detalles en las características físicas de algunos insectos que los hacen ver como monstruos y han inspirados a monstruos aterradores en algunas películas de terror. Tambien han generado monstruos amigables en películas infantiles.

(CTsT)
***************************************************************************************************************************************************

¿Un extraterrestre?  Este pequeño monstruo que nos mira con actitud hipnotizante ni siquiera se trata de una especie exótica o desconocida. Nada más terrenal que la inofensiva araña cebra,  araneomorfa de la península Ibérica. Es de pequeño tamaño, llegando a alcanzar unos 7 milímetros de longitud. 

2a938138-3747-4b37-b751-9b7e00b40e34_insectos-4

No es un personaje de la Guerra de las Galaxias ni mucho menos un monstruoso devorador de carne humana, es un bombus de la familia Apidae  comúnmente conocidos como abejorro o cigarrón, quienes llegan a alcanzar los 20 milímetros. Se alimentan fundamentalmente de néctar y polen.

f2993072-6352-480b-bde9-9338d640686f_insectos-3

El terror cunde cuando este tomísido se asoma al lente macroscópico de la cámara. Popularmente conocidas como arañas cangrejo, debido al largo tamaño de los pares de patas 1 y 2 y a su capacidad para desplazarse lateralmente, poseen un poderoso veneno contra insectos, lo que las convierte en efectivas cazadoras. 

38e7443b-a9a1-4643-9c65-e9900b891402_insectos-5

Aunque así de cerca nos provoque espanto y no seamos capaces de reconocerla, estamos en presencia de la mosca doméstica o común (Musca domestica), habitual en la mayoría de los climas de la Tierra, especialmente en los tropicales. 

f87fecad-3565-4527-ad9f-d69f8272ba6a_insectos-10

Increíblemente inofensiva para el hombre pero amenazante vista así “de cerca”, la araña cebra es una especie araneomorfa que habita en la península Ibérica. Es de pequeño tamaño, llegando solamente a alcanzar unos 7 milímetros de longitud. 

d9e9ac98-e7a4-4ea7-84ce-3d4b15ca58a6_insectos-1

Aunque parece que se abalanza amenazadora sobre el espectador, la Tegenaria Duellica, conocida como araña domestica gigante, no representa peligro alguno para los seres humanos ni sus mascotas.

4cdcc3c6-9dca-41d5-b312-8172d5ca4798_insectos-7

Como acechando  tras una barricada, luce la Vespula vulgaris o avispa común, que habita gran parte de Eurasia, Australia y Nueva Zelanda. 

f09480d3-8fef-4e25-b7a7-d1ec21d07ab5_insectos-8

Con menos de medio milímetro de diámetro, la “cara” de esta hormiga refleja su laboriosa personalidad. Muy difícil de fotografiar, según el autor, quien comenzó su afición por la macrofotografía fabricando sus propios adaptadores de lentes. 

71136942-09f7-4f6a-9489-f5f3c7b5a2e3_insectos-2

Probablemente feliz y satisfecha luego de comer algún dulce pólen, esta avispa posa frente a la cámara del autor. Las avispas son insectos himenópteros de tamaño moderado, que miden entre 1 y 1.5 centímetros, de color amarillo con bandas negras y dotados de aguijón venenoso. A pesar de sus “malas pulgas”, viven en sociedad como las abejas. 

ff59f8a8-10ea-4b4c-86be-d7c943851f4c_insectos-6

No hay razón para alarmarse delante de un insignificante mosquito. Las típulas adultas (Nephrotoma flavescens) no pican y se alimentan de néctar como las abejas. 

99c35721-ba88-4039-b969-e0f719452046_insectos-9

* Los datos y fotos provienen de Cristobal Herrera y  del fotógrafo británico Francis Prior (Yahoo, Abril 2013)

“Sé que los platillos volantes existen, los vi con mis propios ojos”

El peruano Óscar Santa María Huerta, que fue piloto de la Fuerza Aérea durante 25 años, declaró en un acto anual sobre ovnis celebrado en EE.UU. que “está convencido que hay vida extraterrestre”, ya que lo comprobó por su propia experiencia.
760257181ec4ca1ee207c3dfdb297a7a_article

El piloto fue uno de los seis representantes de América Latina que habló en una charla sobre objetos voladores no identificados, que tuvo lugar el pasado 2 de mayo en el Club Nacional de Prensa (National Press Club) de Washington. La finalidad de este evento es instar al Gobierno estadounidense a publicar documentos secretos que demuestren las incursiones extraterrestres en las últimas décadas. 

601660_376076252503548_315673004_n

Huerta tuvo esta experiencia extraordinaria en abril del año 1980, en la base aérea La Joya en Arequipa, Perú. Unas 1.800 personas que se encontraban aquel día en la base vieron en el cielo un objeto no identificado en forma de globo que flotaba estacionario a unos 500 metros del suelo.  

oscar santa maria

Los militares pensaron que el globo podía ser un dispositivo de espionaje y Huerta fue encargado de investigar si planteaba algún tipo de amenaza para ellos. Al acercarse al globo en un avión, el piloto vio una aeronave de unos nueve metros de diámetro con una superficie lisa sin alas ni antenas. Tenía una cúpula de color crema, una ancha base metálica y una capa protectora. 

Cortesía de Óscar Santa María Huerta
Dibujo del platillo volante visto por el piloto Óscar Santa María Huerta, realizado por él mismo

El peruano se acercó a distancia de tiro y disparó 60 veces contra el globo, pero el aparato “parecía absorber los disparos”. Huerta se dio cuenta de que no se trataba de un aparato espía, sino de algo que nunca había visto antes. Según el piloto, el globo parecía anticipar cada movimiento de su avión y no le disparó en ningún momento. 

PER-Oscar Santa maria

Estas maniobras duraron unos 22 minutos, pero para Huerta, según sus propias palabras, es la experiencia más impresionante de su vida, algo que nunca será capaz de olvidar. 

Finalmente veamos un documental completo de “History”, presentado el 2012 sobre este tema:

 

Hasta siempre.

CTsT

 

Demuestra que no eres bruja sino puedes morir

A pesar de estar en  el 2013, todavía quedan algunas costumbres de la edad media en algunos países de nuestro planeta como veremos a continuación en el siguiente reportaje difundido en Noviembre 2012.

Mapa-de-los-Grupos-etnicos-de-Nepal-5745

Miles de personas, sobre todo mujeres, son acusadas de brujería en Nepal. Es una maldición que puede acabar con sus vidas.

A Ranwati Chowduri la llaman bruja. Porque, cuando una de sus familiares enfermó, un chamán aseguró que la dolencia estaba provocada por un maleficio que ella le había lanzado. Para descubrir la procedencia de la magia negra que mantenía postrada en la cama a la mujer, el curandero utilizó una curiosa técnica: cuando la fiebre hacía delirar a la enferma, él le zurraba. “Con cada golpe solo decía una palabra: mi nombre”, recuerda Ranwati con un escalofrío. Para los habitantes del poblado en el que reside esta mujer de 38 años, situado en una remota zona del extremo oriental de Nepal, la relación causa-efecto resultó muy clara. “Me acusaron de haber provocado su dolencia”.

1351771030_899314_1351790010_noticia_normal

A partir de entonces, la vida de Ranwati se convirtió en un infierno. “Incluso mi marido me gritaba, y quiso echarme de casa”. Pero se armó de valor y decidió dar la cara. La única solución en un poblado en el que la mayoría es analfabeta y jamás ha pisado una escuela era someterse a la prueba que propuso el chamán para salir de dudas: propinaría otra paliza a la mujer convaleciente; si las magulladuras aparecían en el cuerpo de Ranwati, se demostraría que esta era la culpable de su padecimiento. Ambas accedieron. A la enferma estuvo a punto de enviarla directamente a la tumba, pero el cuerpo de Ranwati continuaba inmaculado. Así que el santón la declaró inocente.

Pero ahí no acabó su odisea. El pueblo comenzó a sospechar, y finalmente decidió que Ranwati había sobornado al chamán. “Todos creyeron a una mujer que dijo que me había visto con dinero ese día”. Así que el jefe del poblado, generalmente la persona más adinerada o influyente, decidió recurrir a la justicia popular, que consiste en una asamblea presidida por él y que conforma el órgano en el que se dirimen las disputas en primera instancia. “Se formaron tres grupos: uno que me apoyaba, otro que estaba en mi contra y un tercero de indecisos que quería repetir la prueba”. Ganó el último, y una vez más la enferma tuvo que pasar por un calvario.

En esta segunda ocasión, al exorcista no se le ocurrió otra cosa que quemar con cigarrillos a la víctima del supuesto conjuro. Una vez más, para culpabilizar a Ranwati era imprescindible que las quemaduras apareciesen en su cuerpo. Lógicamente, eso no sucedió, y su inocencia quedó nuevamente certificada. O así debería haber sido, porque, aunque nadie se atreve ya a acusarla directamente, lo cierto es que la mujer ha sido segregada de la comunidad. “Tienen un pacto secreto para volver a culparme en cuanto suceda algo negativo en el pueblo, y me han dicho que me darán de comer heces y me harán beber orina. Yo estoy tranquila, porque sé que no soy una bruja, y ya les he dicho que si consiguen probar lo contrario, comeré lo que tenga que comer”. Y si los vecinos se sobrepasan, acudirá a la policía.

Nepal

El caso de Ranwati roza el surrealismo, pero es frecuente en los países del subcontinente indio, donde diferentes factores se alían para crear situaciones propias de la Edad Media. “La superstición y la falta de formación son el caldo de cultivo perfecto para que la envidia o el odio se canalicen de esta forma contra quienes generalmente son los eslabones más débiles de la sociedad: mujeres solas, en muchos casos viudas, pertenecientes a los grupos de intocables Dom y Mester”, explica Ram Kumari Das, presidenta de la Asociación de Mujeres de Siaraha Lahan, la comunidad en la que reside Ranwati, que recibe apoyo deAction Aid Nepal y de su organización hermana Ayuda en Acción España. “La población cree en la magia blanca de los chamanes para la curación de todo tipo de enfermedades, y eso lleva a que la mayoría también crea en el mal uso que se puede dar a esos poderes”. Las acusaciones se pueden lanzar sin prueba alguna y, en ocasiones, las consecuencias resultan fatales.

Es el caso de Dengani Mahato, una mujer de 40 años cuya muerte en febrero provocó gran consternación en el país del Himalaya. Había sido acusada de brujería tras la muerte de un niño que residía cerca de su choza, y fue ajusticiada por una decena de hombres que la apalearon antes de rociarla con queroseno y prenderle fuego delante de su hija de nueve años. La quemaron viva, y ni siquiera querían permitir que la policía recuperase el cuerpo para realizar la autopsia. El primer ministro nepalés, Baburam Bhattari, anunció una compensación de un millón de rupias (en torno a 10.000 euros) para los dos hijos de Dengani, y pidió a la población que no confíe en los chamanes. Sin éxito.

“Los casos van en aumento”, sentencia Ram. “En nuestro distrito tenemos documentados casi 40 en los últimos tres años, pero solo uno ha llegado a los tribunales y nadie ha sido castigado. Generalmente, la policía no quiere involucrarse, y deja la justicia en manos de los comités locales, quienes, aunque el código penal recoge castigos de hasta dos años de cárcel para las personas que acusen a alguien de brujería, no siempre fallan en favor de la víctima”. La ley en este país de cohesión imposible es poco más que papel mojado y, por eso, la Asociación de Ram se reúne cada mes para ofrecer consejo a las víctimas.

Panu Chowdury es una de las últimas. “A un niño de mi pueblo le picó un escorpión. El chamán dijo que el veneno era raro, que tenía mucha más fuerza de la habitual y que no podía pertenecer al animal. Que había sido enviado por alguien que quería hacerle daño. La madre me acusó de brujería”, cuenta. Fue suficiente para que una masa enfurecida atacase su vivienda, destrozase el altar que tenía dedicado a Shiva y le diese una paliza a su marido.

La Asociación de Ram intercedió antes de que fuese demasiado tarde, y ofreció pagar 100.000 rupias (algo más de mil euros) si se conseguía probar que Panu era una bruja. Pero si no, los atacantes tendrían que abonar una compensación de dos millones (20.000 euros). “Consiguieron que depusieran su actitud”, recuerda Panu. “Pero no han dejado de hostigarme. Incluso mi nuera me acusa de guardar un espíritu maligno que terminará matando a su hermano”. La nuera y ella mantienen una disputa económica, y la primera ha considerado que la acusación de brujería es la mejor forma de hacer presión para salir victoriosa. “Me consta que ha pagado a un chamán para que la ayude”,

Mangal Paswen personifica la otra cara de estas historias. Es un exorcista. Y cree sinceramente en la existencia de las brujas. En el porche de su casa duerme el nieto que nació hace dos meses y su cuerpo está lleno de amuletos y hierbas medicinales destinados a protegerlo de espíritus maléficos y de la magia negra. “Mis dos nietos anteriores fallecieron, y temo que éste, que también está enfermo, corra la misma suerte”, reconoce este hombre de 68 años, que recibió los poderes sobrenaturales de un viejo santón cuando era niño, durante los nueve días que dura el festival de Nourata, “el único momento en el que uno puede convertirse en chamán”.

A Mangal le va bien el negocio. Ofrece todo tipo de rituales, la mayoría para curar dolencias físicas y psicológicas que debería tratar personal médico cualificado. Pero en Nepal este escasea, y su ayuda es la única que muchos vecinos pueden costear. Lo metafísico se impone. “Es casi imposible saber quién es una bruja, pero el refranero dice que ‘cuando hay un leopardo, la cabra desaparece’. Así que si una mujer llega a un lugar y sucede alguna tragedia, es evidencia suficiente”, asegura. Él desentraña la verdad mediante ritos que le permiten entrar en contacto con los espíritus y determinar qué deidad está irritada o quién ha lanzado un maleficio, pero afirma que nunca fomenta la violencia. “Cuando descubro a una bruja trato de convencerla de que deje de practicar magia negra”. Eso sí, si no consigue su objetivo o la acusada no reconoce los hechos, el chamán aboga por medidas extremas. “A las brujas hay que cortarles la nariz y el pelo, y embadurnarles la cara de negro para quitarles sus poderes”.

Afortunadamente, Mangal asegura que, gracias a curanderos como él mismo, muy pocas veces hay que llegar al límite, y que cada vez hay menos juicios de brujería. Sin embargo, solo durante la noche que este periodista pasa con él lleva a cabo dos rituales. En el primero, el objetivo es hacer huir al fantasma de una bruja que está volviendo loco a Ramashish Paswan, un adolescente que sufre brotes psicóticos. “Cuando viene el chamán me encuentro mejor”, asegura él. La escenografía es muy sencilla. Ramashish se sienta en un pequeño taburete a la entrada de la chabola en la que está recluido, y Mangal masculla una retahíla de palabras ininteligibles mientras agarra su cabeza y lo rocía con polvos vegetales. El clímax llega con unas brutales convulsiones que el chamán sufre “en la lucha contra el fantasma”, que escapa a campo través perseguido por Mangal. Con un grito al borde de un arrozal concluye el espectáculo, que el pueblo ha seguido en silencio sepulcral.

La noche acaba con otra escenificación teatral destinada a impedir que el embrujo que sufre una madre enferma pase a la niña que sujeta en brazos. “Es un tratamiento que llevará semanas”, le avisa el curandero frente a una multitud expectante.

Aunque Mangal rehúsa hablar de sus honorarios, las dos familias que han contratado sus servicios aseguran haber pagado “todo lo que ha pedido”. Desde animales hasta tierras. “Son gente muy poderosa en su comunidad. Muchas veces no cobran dinero, pero se resarcen con propiedades e incluso con favores sexuales”, afirma Ram Kumari Das, cuya asociación se las ve y se las desea para convencer, incluso a quienes han sido acusadas de hechiceras, de que las brujas no existen.

De hecho, a Maya Chowdury le ha costado convencerse de que no es una bruja. Porque su madre ya era considerada eso antes de que ella naciera, y ha vivido toda su vida bajo una sospecha que se convirtió en certeza después de que una niña enfermase tras vestir ropa que ella había confeccionado. Tenía 23 años cuando incluso su familia vio en ella al fantasma de su madre. Su marido, militar, la abandonó, y la familia política la obligó a marcharse con sus dos hijas. Hace diez años que vive en dependencias de la Asociación de Mujeres, donde ha descubierto que la ley está de su parte.

Y ahora prepara el contraataque. “He denunciado a mi marido, que se ha vuelto a casar. El juez me ha otorgado una pensión para las niñas de 3.000 rupias al mes (30 euros), y exige a mi marido que me dé parte de la tierra que teníamos”. Sin embargo, desde que este se fue al extranjero en una misión de paz, Maya no ha visto ni una rupia, y peligra la escolarización de sus dos descendientes, de 8 y 12 años. “Cuando regrese volveré a demandarlo. Porque no somos brujas”.

 

* Zigor Aldama, Janakpur, 8 Nov.2012

Exposición en Nueva York desvela el misterioso mundo de las arañas

Las arañas son las protagonistas de una exposición que se inaugura mañana en el museo de Historia Natural de Nueva York, en la que el visitante puede adentrarse en los secretos y curiosidades que se esconden tras la tela que tejen estos arácnidos, a veces desconocidos.

“En esta exhibición presentamos algunas de las criaturas más fascinantes y exóticas del planeta, que tienen mucho que enseñarnos sobre la diversidad de la vida, la fragilidad de los sistemas naturales y nuestra responsabilidad con la Tierra”, dijo la presidenta del Museo de Historia Natural, Ellen Futter, en un comunicado.

Para ello, la exposición muestra una veintena de ejemplares vivos de arañas, con el fin de que se pueda apreciar su anatomía, su comportamiento y sus características.

Entre ellas, figuran tarántulas de colores tan intensos “como los de un pájaro tropical”, la araña lobo, la pescadora, el escorpión más grande de Norteamérica, otra conocida coloquialmente como “Goliat comedora de pájaros” que se alimenta a base de serpientes, ratones o ranas, o aquella en la que se inspiró E.B. White para escribir su clásico infantil “Charlotte’s Web”.

Ésta es sólo una pequeña muestra de las 43.000 especies de arañas identificadas hasta la fecha en todos los continentes excepto en la Antártida, y los científicos suponen que en el mundo existen otras tantas todavía por descubrir en ecosistemas diversos que van desde los desiertos a la selva, pasando por las ciudades.

La exposición destierra algunas creencias erróneas, como que las arañas son insectos, y desvela que sólo la mitad de las especies conocidas producen seda, así como que muchas otras no poseen veneno.

Además, pone de relieve las cualidades que pese a su, a veces, mala fama, las hacen tan valiosas para el equilibrio natural, como su condición de depredadoras de insectos, sin la cual estas poblaciones se descontrolarían.

Las arañas, arácnidos al igual que los escorpiones o los ácaros, pueblan la Tierra desde hace más de 300 millones de años (son anteriores a los dinosaurios).

A lo largo de la historia han inspirado al poeta romano Ovidio, a la artista Louise Bourgeois, una de cuyas esculturas preside la entrada de la exposición, y en ellas se basan los poderes de uno de los superhéroes de cómic más famosos de todos los tiempos: Spider-Man.

En la muestra, que permanecerá abierta hasta el 2 de diciembre, también puede encontrarse un modelo de araña trepadora cincuenta veces más grande que en la vida real, el prototipo de un robot que emula a estos animales, o el fósil de una de ellas, conservado en piedra caliza, con más de 100 millones de años de antigüedad.

 

* EFE, 28 de julio del 2012

La otra cara del diablo

Muchas personas en el mundo creen que la imagen física del Diablo es la de un monstruo horrendo, que con solo verlo nos asustamos tanto que podemos morir de la impresión. Incluso hay muchas imágenes al respecto que podemos encontrar en el Internet y en la literatura afín a este tema. 

La imagen del diablo (demonio, Satanas o Lucifer) que tienen muchas personas, en el mundo, es la siguiente:

Es decir, la de un monstruo horrible o de un hombre gigante de aspecto temible y muy sanguinario, como vemos arriba.

Asimismo otra visión, que quizas se puede decir corresponde a los mas moderados es la de ver en el diablo a un hombre maduro como la siguiente foto retocada:

Sin embargo nos podemos llevar una gran sorpresa de quien en realidad se puede parecer al demonio y sus principales asesores que lo rodean.

Antes de darle la respuesta a la pregunta de:

¿Como es la cara del Diablo? O ¿Como es la otra cara del Diablo que poca gente conoce?

Quiero decirles que definitivamente los Niños No pueden ser diablos o demonios, ya que son seres angelicales, es decir, mientras estan en esa etapa de edad son totalmente inocentes o limpios espiritualmente hablando.

Por otro lado también podemos identificar a los que no son Diablos o demonios por sus miradas limpias o definidas las cuales concuerdan con buenas acciones que observamos durante un tiempo razonable.

Todos los humanos de buena voluntad o que buscan la verdad de la vida, un “sexto sentido” o “asesor espiritual”, quien nos indica cuando estamos en presencia de otra persona que puede ser un demonio o enviado de este.

A continuación veamos algunas caras que usa el diablo para engañar a personas y hacerlas que hagan lo que el quiere.

También dicen que el diablo usa forma de gato para meterse en casas y poseer a algunas personas de la familia que los cria y los hace hacer cosas muy malas:

Una forma de darnos cuenta si un gato es un demonio o ciervo de este es ver si tiene un caracter agresivo ante ciertos actos buenos que hagamos, como darle de comer a nuestro lorito o jugar con nuestro perro o hablar de solidaridad humana. Lo mismo que se pega mucho a algún miembro de la familia y vemos que este se obsesiona con el gato o hace actos negativo y hasta duerme con el gato.

Sin embargo, el Diablo como es un “angel rebelde” es un ser muy poderoso e inteligente si lo comparamos con la gran mayoría de seres humanos, los cuales ademas de su limitación física, no tienen el conocimiento completo de la existencia o son indiferentes a este.

En realidad las fotos que se acercan mas a los verdaderos demonios o ciervos de este que actuan diariamente en nuestro mundo, y que engaña a la mayoria de personas, tienen la siguiente apariencia:

Créeme que no exagero al decir que el demonio toma la forma de jovenes y bellas mujeres, lo mismo que hombres, para seducir a muchas personas que caen fácilmente en sus redes; pues piensan que la juventud y belleza física es sinónimo de pureza espiritual o de ser buena persona.

Las personas que estamos claro en la misión de nuestra existencia en esta vida y tenemos un poco de experiencia en hechos sobrenaturales, podemos percibir los signos que se marcan en los rostros de “angelicales damas o caballeros” aparentemente.

 A nosotros no nos engañan; pero, lamentablemente, a la mayoría de personas, jóvenes y viejos, Si lo hacen. Por eso vemos muchos actos negativos o violentos, junto con el caos e injusticia que existe en nuestro mundo actual.

Por eso es mejor ser juicioso y No dejar que las apariencias nos engañen y confiar en personas que no solamente nos demuestren que tienen apariencia de buenas personas, sino que sus actos, en un tiempo razonable, los respalden.

Hasta siempre.

Carlos Tigre sin Tiempo (CTsT)