Experiencias Personales con espíritus y lo que pasa en el mundo actual

Yo tenía unos 12 años y junto con mi familia viaje a una provincia del Perú, donde vivía mi abuelo Manuel.

(Mi querido y recordado abuelo Manuel)

El imprevisto viaje se debió a que mi abuelo (padre de mi madre) estaba agonizando en un hospital. Los médicos no le daban ninguna esperanza.

Mi abuelo tuvo una numerosa familia los cuales nos congregamos en su casa. Una casa de campo, grande y antigua.

(Foto historica de parte de mi familia materna encabezada por mi abuelo Manuel en Peru)

Recuerdo claramente que a los más jóvenes de la familia nos dieron un cuarto improvisado, con colchones en el piso, para dormir. Allí estábamos 7 personas (5 primos, mi hermano y Yo)
Ya habían pasado 3 dias sin novedad, salvo los ajetreos diarios de mi madre, y demás familiares adultos. Ellos iban constantemente a visitar y acompañar a mi abuelo. Lo hacían por turnos diarios.

A nosotros por ser menores de edad no nos dejaban entrar al hospital.

Mi abuelo había sido un buen hombre y buen padre de 9 hijos. Era querido y respetado por todos sus vecinos del pueblo donde vivía junto con mi abuela.

Mi abuelo Manuel era un hombre de múltiples habilidades manuales. Era un experto en agricultura y técnico en carpintería clásica y metálica. Tenía un curioso taller en el patio de su casa, que el mismo había construido y había equipado con numerosas y variadas herramientas de todo tipo. Ese era un lugar muy valioso para él. Y cuando él dejaba de trabajar allí, siempre lo dejaba cerrado con grandes candados.

La relación de nuestro abuelo con todos sus nietos era muy buena. Nosotros le teníamos cariño; pues él era amable, servicial y generoso con todos. También le teníamos aprecio por sus historias, consejos y por los juegos que nos hacia o reparaba en su taller.

Recuerdo como si hubiera ocurrido ayer. Esa noche. Una silenciosa y oscura noche de una tranquila provincia agrícola en el norte del Perú. Eran como las 2 o 3 de la madrugada. Yo me desperté de imprevisto. Estaba empapado de sudor y ví dormidos a mis primos y a mi hermano. Todo parecía normal. Pero en la oscuridad me pareció sentir la presencia de una persona adulta. Me pareció ver una sombra en el taller de mi abuelo (el cual estaba junto a nuestro cuarto y compartíamos una ventana de vidrio transparente)

Entonces sentí un terrible escalofrió y me levante rápidamente y encendí la luz del cuarto. Entonces aquella sombra desapareció. Pero, seguía sintiendo esa presencia sobrenatural que me daba escalofrío y me estaba acercando a mi primera experiencia sobrenatural con un “fantasma o espíritu real” en mi vida.

Recuerdo que trate de despertar a mi hermano y mis primos; pero todos estaban dormidos tan profundamente que a pesar de moverlos y gritarles no despertaban. Esa inusual situación me preocupo más. Incluso me di algunos golpes para ver si no estaba teniendo una pesadilla. Y así pude confirmar que estaba despierto y que había una presencia de un espíritu que me había escogido a mi. Y, al parecer, había paralizado el tiempo, quizás por eso mis 6 compañeros estaban dormidos profundamente, de manera muy extraña.

El cuarto improvisado donde yo me encontraba estaba en el patio exterior de la casa de mi abuelo, junto a su taller. Entonces, para entrar al interior de la casa, donde estaban la mayoría de mis familiares, incluida mi mamá, tenia que atravesar un tramo del patio y abrir una pesada y antigua puerta de madera con fierro que nos separaba. Era una madrugada oscura. Solo se escuchaba el ruido de una suave brisa de viento y el resto era silencio. Ni siquiera los animales del corral hacían ruido. Todo parecía como detenido en el tiempo.

Salí al exterior del patio para buscar a mi madre y mientras me apresuraba a abrir la pesada puerta, escuche un fuerte ruido de llaves y candados del taller de mi abuelo, el cual estaba a unos 10 metros mío. Eso me causo un pánico y no podía abrir la puerta, la cual solo tenía un pestillo, que se podía abrir manualmente. Pero el miedo me paralizó y no podía abrirlo.

Unos segundos habrán pasado, pude controlarme un poco, y sin voltear a ver quien estaba saliendo del taller de mi abuelo. Logré abrir la puerta y a toda velocidad entre al interior de la casa y entre al gran cuarto de mi abuela, donde dormían varios de mis familiares. Les grite diciendo que parecía que un hombre se había metido a la casa y estaba en el taller de mi abuelo. Grite que venia para acá. Pero, nadie se despertó. Habían como 20 personas en la casa de mi abuelo. Pero nadie se despertaba ante mis gritos. Eso me causó un terror aún mayor. Entonces busque desesperadamente a mi mamá. Y no la encontré en ese cuarto. Salí de nuevo al corredor de la casa y antes de entrar al siguiente cuarto pude ver claramente la mano de un hombre que estaba abriendo la puerta del patio e iba a ingresar a los ambientes principales de la casa donde yo me encontraba.

(Mi mamá -Yo no había nacido-, con mi tío Roger, su hermano menor)

Entre al segundo cuarto y grite para despertar a mis familiares. ¡Un ladrón, Un ladrón se mete a la casa!-gritaba desesperadamente. Pero de nuevo, nadie se despertaba. Todo parecía como detenido en el tiempo. Menos Yo y aquel ser que se acercaba hacia mí.

En el limite de la desesperación salí de ese cuarto y me fui hacia un ambiente de la enorme sala y comedor donde habían instalado camas para mis demás familiares. Buscaba a mi madre. Era mi última esperanza. Pensaba Yo.

Entonces, en transito al siguiente ambiente. Me tropecé y me apoye a una pared que atraviesa el corredor principal de la casa. Y por un instante pude escuchar claramente los pasos lentos y cojeando. Y lo reconocí. Eran los pasos de mi abuelo Manuel. Era su forma de caminar en sus últimos años de vida. Entonces me dije. Si es mi abuelo, él es una buena persona entonces me atreví a asomarme a ver el largo pasadizo y allí lo ví. Era él. Era su espíritu, el cual pude ver algo borroso. Pero era él, y cuando tome valor de acercarme hacia él para conversar… algo me detuvo bruscamente.

(Mi abuelo Manuel con su hijo menor -mi tío Roger-, quien murió de un infarto fulminante a los 19 años; mientras jugaba un partido de fútbol con sus compañeros de universidad en Lima-Perú)

Mi abuelo estaba junto con otro ser o espíritu que le hablaba y estaba sentado en una mesa al costado del pasadizo. Ese ser, un hombre joven que Yo no conocía, de pronto se volteo a verme y eso me asustó. Volví a correr y me metí al siguiente cuarto donde encontré a mi Mamá, quien ante mis gritos fue la única que pudo despertarse y me apoyo.

Luego de calmarme un poco regrese con mi Mamá al corredor y todo parecía normal. El espíritu de mi Abuelo y el otro ser que no conocía habían desaparecido.
(Años después me di cuenta que ese “espiritu joven” había sido mi Tío Roger quien había muerto varios años antes a los 19 años, cuando yo era un niño pequeñito. Por eso no me acordaba físicamente de él. Entonces, Mi tio Rogel vino a acompañar a su padre al mundo de los espíritus; pues mi abuelo Manuel acababa de morir)

A los pocos minutos, mi Mamá y Yo, despertamos al resto de la familia.  Ninguno sabía lo que me había pasado; pues no escucharon mis gritos, ni respondieron cuando los zarandeaba para despertarlos.

Me dieron un vaso de agua y les conté a todos lo que experimente. Entonces mi abuela se puso a llorar y se alisto para ir al hospital. Poco minutos después, una tía que se había quedado a dormir en el hospital con mi abuelo, llegó a la casa y nos confirmó que mi abuelo había muerto esa madrugada.

(Mi abuelita Enriqueta, esposa de mi abuelo Manuel, fue una mujer excelente. Era humilde y buena con todas las personas. Toda mi familia se reunia en torno a ella en su cumpleaños, el dia de la madre y las navidades. En su juventud había trabajado en un taller de hacer zapatos y era una experta en eso. Mi abuelita falleció en 1995, y un mes antes de fallecer me arreglo un problema que tenía con uno de mis zapatos)

Así empezó mi relación, a los 12 años, con “fantasmas o espíritus reales”, de familiares o amigos cercanos que vinieron a despedirse o darme algún mensaje que en algunos casos recibí claramente y los use positivamente en mi vida o para comunicarles a otros de mis familiares y amigos que se encuentran en esta vida.

Posteriormente, sin poder evitarlo o explicarlo científicamente, tuve otras apariciones o advertencias sobrenaturales, que contaré en mis Blogs.

Incluyendo la catástrofe financiera actual por la que pasa USA y el resto del mundo, producto de “monstruos diabólicos y diablillos menores”, disfrazados de seres humanos, muchos de ellos que salen en la TV y se presentan como personas honestas y serias, para confundir y engañar a las personas.

¡Tengan mucho cuidado!.

Hasta siempre.
CARLOS Tigre sin Tiempo (CTsT)

Anuncios

El Misterio de los Milagros y los Angeles

Se dice que en esta vida hay muchos misterios, y que el misterio de los milagros es uno de los más interesantes, y se puede dividir desde milagros bíblicos o religiosos hasta milagros históricos. Como en los casos de los Ángeles o vírgenes, sus controversiales apariciones y los supuestos o reales milagros ocurridos. Pero, antes de proseguir quiero definir brevemente el concepto, generalmente aceptado, de lo que es un milagro.

feb1514.jpg

Un milagro es un hecho que reta a las leyes naturales conocidas y se le considera que provienen de seres superiores o fuerzas invisibles que están aquí en la tierra junto a nosotros.

Normalmente las personas religiosas, sobretodo los cristianos, lo tratan de explicar sobre la base de su Fe ciega de lo que se lee en la Biblia. Por tanto, muchos fieles toman como verdad real algunas historias o promesas divinas relatadas en la Biblia. Incluso en el caso de los católicos, ellos creen en la adoración de las vírgenes o santos. Personajes, por cierto, que tienen una vasta historia en apariciones y milagros realizados, a diversas personas, a lo largo de la historia.

Pero, ¿ Son realidades todos esos milagros o historias?. Entonces nos podemos hacer las siguientes preguntas:

1- ¿Esos milagros provienen de un Dios bueno o del demonio que quiere confundir a la gente?
2- ¿El Diablo hace milagros para atemorizar o ilusionar a las personas para que sigan una fe ciega en una creencia que le conviene?
3- ¿Son esas vírgenes o santos el Diablo disfrazado?
4- ¿Y si los milagros provienen de Dios como podemos estar seguros si existen muchas iglesias cristianas que se contradicen entre sí?
5- ¿No creen que hay muchas personas con alteraciones mentales que se dejan llevar por su mente y contagian a la gente normal?
6- ¿Quiénes son realmente los Ángeles o vírgenes, y cualquier mortal bueno puede llegar a serlo?

Como ven hay varias preguntas por responder o demostrarlas debidamente. Pero sigamos indagando un poco más.

caba.gifcaba.gifcaba.gifcaba.gif

De acuerdo a la Biblia los ángeles son seres celestiales que tienen diversas jerarquías y misiones. Así podemos recordar el encuentro de la virgen María con el arcángel Gabriel, quien le anunció la concepción y nacimiento de Jesús.

En el concepto cristiano los Ángeles son seres espirituales incorpóreos creados por Dios en su entorno para que le sirvieran de mensajeros con los humanos.

De las diversas versiones de los testigos de dichas “apariciones divinas” podemos deducir que los Ángeles se presentan en sueños, visiones espectrales en algún lugar solitario, en retratos de algún familiar o conocido, generalmente fallecido, en forma de animales, como seres luminosos volando o de una simple apariencia humana.

500 años después de la muerte de Jesús, un tal Dionisio Areopagita realizó una clasificación de los Ángeles en función de su cercanía a Dios.

Los más próximos, según Areopagita, son los querubines y los serafines. Ellos son de pura luz que puede condensarse en materia.

En el Génesis de la Biblia, los querubines aparecen citados como los guardianes del paraíso. En el Libro de Ezequiel (10:14) podemos leer lo siguiente:
“Y cada uno tenía cuatro caras. La primera era rostro de querubín; la segunda, de hombre; la tercera, cara de león; la cuarta, cara de águila.”

Asimismo mas abajo en el versículo 21 del mismo capitulo 10 de Ezequiel leemos:
“Cada uno tenía cuatro caras y cada uno cuatro alas, y figuras de manos de hombre debajo de sus alas.”

feb1513.jpg

El profeta Isaías del antiguo testamento, en la Biblia, capitulo 6 y versiculo2 (6:2) leemos:
“Por encima de él había serafines; cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban.”

Y así podemos seguir escudriñando la Biblia en estos temas y encontraremos más información como en el Nuevo Testamento donde se describen Ángeles más sencillos en túnicas blancas como Miguel, Gabriel y Rafael, los tres arcángeles.
Así Isabel, la madre de Juan Bautista, supo por uno de los arcángeles que concebiría un niño y de cómo debía llamarlo.

Asimismo encontramos, según la Biblia, que más debajo de los arcángeles están los Ángeles corrientes, los que están más cerca de las personas y entre los cuales se incluyen a los Ángeles de la guarda, quienes están en la parte más baja de la jerarquía de los Ángeles. Pero, los Ángeles de la guarda son los más queridos por muchos creyentes, pues piensan que ellos los protegen, sobretodo durante la infancia.

También en el nuevo testamento leemos que a José se le apareció un ángel mientras dormía y le ordeno que huyera a Egipto con su mujer e hijo; pues el rey Herodes había ordenado buscar al bebe Jesús y matarlo.

De los tres arcángeles, Miguel parece ser el más poderoso. En el libro de Daniel (antiguo testamento) se afirma que Miguel descenderá a la tierra cuando la destrucción sea inminente. Muchas personas creen que eso ocurrirá este siglo.

Gabriel es el mensajero entre los arcángeles. Fue quien habló con Maria, la madre de Jesús. Aunque también se le reconoce como combatiente. Pero, sobretodo es temido porque su misión consiste en ejecutar los castigos de Dios con gran dureza sobre los hombres indignos.

Rafael es el más tranquilo de los tres arcángeles. Su nombre significa en hebreo: “Salvación de Dios” y suelen representarlo como alguien de carácter apacible y bondadoso. Algunos cristianos creen que Rafael se encuentra caminando en nuestro mundo en sandalias y pregona la palabra de Dios.

zz12.jpg

El ampliamente conocido en USA, Predicador cristiano Baptista, Billy Graham en su libro “Angeles: Agentes secretos de Dios” (1970) cuenta que un médico de Filadelfia fue despertado una noche por una niña, quien le rogó que fuera con ella porque su madre se encontraba muy enferma. Cuando el médico llegó a la casa de la niña, vió que la madre tenía pulmonía y se hallaba a punto de morir.

El médico llamó de inmediato a una ambulancia y felicitó a la enferma por tener una hija tan valiente. La mujer miró sorprendida al médico y le dijo: “Mi hija hace un m es que ha muerto”

Luego, la madre y el médico encontraron en el armario la ropa que llevaba la niña durante su visita nocturna. Las prendas de la niña todavía estaban calientes.

De acuerdo a nuestra ciencia actual no se ha podido demostrar la existencia de los Ángeles o muchos de los actos sobrenaturales o milagros supuestamente ocurridos.

Así tenemos que algunos psicólogos sostienen que en nuestro subconsciente tenemos las imágenes de Ángeles y demonios, hadas y extraterrestres; y cuando vemos o sentimos “algo sobrenatural”, para explicarlo solemos recurrir a las imágenes arriba mencionadas.

Finalmente, en mi opinión personal, Yo si creo en la existencia de los Ángeles y en algunos “hechos sobrenaturales o milagros”; pero no en la forma rígida o exagerada que le dan los cristianos. Mas bien creo que son seres extraterrestres, de una evolución y composición diferente a la nuestra, que no siguen nuestras “leyes naturales”, con las cuales vivimos. Por tanto mi idea de ellos más se relaciona con la imagen del cosmos actual, que cada vez más estamos descubriendo algo infinito para nosotros, lo cual, para esos otros seres del espacio, son nada mas que estar dando vueltas en un grano de arena en nuestro planeta Tierra.

Hasta siempre.
CARLOS Tigre sin Tiempo.